martes, 21 de agosto de 2007

1985 - Casal: Tino Casal ingresado en la UVI – Septiembre 1985

La dirección del hospital ha facilitado un parte médico en el que se afirma persiste la infección renal y que su estado es grave.

Tino Casal, el cantante, productor, músico y pintor, entre otras muchas cosas, ha contraído una grave enfermedad, que le hace permanecer ingresado en la UVI del Hospital del Rey, de Madrid. Un rumor ha empezado a extenderse. ¿habrá contraído la temible enfermedad de las cuatro letras? Nadie se atreve a asegurarlo ni a desmentirlo, pero el caso es que los padres del cantante, que se han desplazado desde Asturias y le acompañan día y noche, no quieren dar información alguna. La dirección del hospital ha facilitado ya un parte médico, en el que se dicen textualmente: “Su situación es estacionaria. Persiste la infección renal, con una ligera y paulatina mejoría. Su estado es grave”

Parece ser que todo empezó hace ya más de tres meses, cuando Tino Casal empezó a preocuparse por un fuerte dolor en una pierna. No parecía un desgarrón muscular, ni tenía un esguince. Se descartó la artritis, y el cantante “Kitsch” intentó sacudirse el dolor a base de calmantes. Así explican algunos su enfermedad: “Se hinchó de pastillas y eso le provocó una crisis hepático-renal”. Pero una voz misteriosa, la de la enfermera a su cargo, solo sabe decir que el enfermo está un poco mejor. Afirma que es imposible conseguir el parte médico y es contundente al negar una pronta recuperación: “Aún le queda para mucho tiempo…”

Se sabe que al artista asturiano le han sometido a todo tipo de pruebas, ya que la crisis hepático-renal estaba agravada por un proceso infeccioso de origen y naturaleza desconocida. No se sabe nada más. Hay quien comenta que los exámenes practicados han descartado la posibilidad de que padezca el SIDA. Muchos amigos y artistas se han desplazado al hospital para interesarse por su salud. Su novia, Pepa, licenciada y profesora de Filología Inglesa, con la que mantiene relaciones formales desde hace quince años no para de llorar. Mientras tanto, Tino Casal permanece incomunicado en una habitación de la UVI.

Diario Alcázar – 14 de Septiembre de 1985