viernes, 31 de agosto de 2007

1991 - Casal: Tino Casal falleció ayer en un accidente de tráfico

“El artista Tino Casal falleció ayer en un accidente de trafico”
“El coche en el que viajaba con varios amigos chocó contra una farola”

El genial y polifacético artista Tino Casal falleció ayer domingo en un accidente de circulación ocurrido en Madrid, cerca del puente de los Franceses, donde el coche en el que viajaban él y sus amigos se estrelló contra una farola. Casal no conducía el vehículo y es el único que ha perdido la vida tras el accidente. El pinto Antonio Villa-Toro, que era uno de los que iban con él, no tiene heridas graves.

Madrid. El famoso artista Jose Celestino Casal, más conocido como Tino, falleció en la mañana de ayer domingo tras sufrir un gravisimo accidente de circulación. El accidente en el que Tino Casal perdió la vida se produjo aproximadamente a las siete de la mañana del domingo en el kilómetro 4,500 de la carretera M-500, conocida como “carretera de Castilla”, muy cerca del madrileño puente de los Franceses.

El vehículo en el que viajaba Tino Casal con varios amigos, entre ellos el conocido pintor Antonio Villa-Toro, que se encuentra internado en observación (no tiene al parecer, ninguna herida grave), se salió de la carretera y chocó contra una farola.

Todos los que iban en el coche, que no conducía Casal, habían estado esa noche, hasta la madrugada en la conocida discoteca Stella.

Tino Casal, nació en Oviedo y era un artista polifacético: músico, cantante, diseñador. Pintor, escultor… Actualmente, tras haber presentado en Madrid una magnifica exposición de su obra plástica, proyectaba junto a otros artistas, como Villa-Toro, McNamara y Campoamor, un viaje a la Habana. (Cuba), donde les había sido encargada la remodelación del Parque Central de esta ciudad y donde él pensaba instalar algunas de sus espléndidas esculturas.

ESPIRITU RENACENTISTA

Casal estudió pintura y decoración en la Escuela de Bellas Artes y realizó su primera exposición en esta escuela en el año 1971. Empujado por sus inquietudes musicales y estéticas viajó a Londres, donde vivió durante varios años y donde contactó con estrellas de la música moderna como Steve Winwood, Bryan Ferry o David Bowie.

En el año 1975, Tino Casal regresó a España y aquí alternó su labor como compositor de música con ele trabajo de creador de moda, decorador y pintor-escultor.

Las primeras incursiones de este artista en el mundo de la música fueron en un grupo llamado Los archiduques. Su debut en solitario lo hizo con el disco “Champú de huevo”. Luego vinieron “Chico estúpido” y “Hielo rojo”.

Tras su tercer LP desapareció durante algún tiempo de los escenarios a consecuencia de una enfermedad que le produjo descalcificación de huesos y necrosis en la cadera. Esto le obligó a aprender a andar de nuevo, durante algún tiempo se vio obligado a caminar con muletas, pero ya estaba totalmente recuperado.

Otros tres discos completan la breve discografía de Casal: “Etiqueta Negra”, “Lagrimas de cocodrilo” y 1990-Histeria”. Este último álbum estaba dedicado a Costus, dos artistas gaditanos muy amigos suyos que habían fallecido trágicamente un año antes.

Fue productor de grupos como Tacones y Obús y autor de la sorprendente decoración de locales ya “míticos” en Madrid como por ejemplo La Vía Láctea. Tino Casal deja grandes éxitos como “Embrujada”, cinco discos que tal vez ahora empiecen a ser valorados como merecen, muchisimos amigos (sobre todo dentro del mundo del arte y el espectáculo) y una imagen muy personal que mezclaba cierto barroquismo con “glam”, “pop” y, por supuesto, la singular personalidad de este inteligente y original artista enamorado del romanticismo, los vampiros y la música de David Bowie.

El independiente – Madrid, 23 de septiembre de 1991