martes, 28 de agosto de 2007

1990 - Casal: Soy un autentico fetichista - Marzo 1990

Se le podría clasificar como un extravagante que juega a serlo. Tino Casal, barroco y colorista, es un cantante que sabe mezclar la imagen y la música.

Su último disco, Histeria, es, según Tino, "un grito de atención de todo lo que esta sucediendo a mi alrededor, aunque yo no soy un histérico. El titulo es solo un juego".

Curiosamente, este ultimo trabajo de Tino, un asturiano que estudio artes y oficios, está dedicado a Enrique Naya y Juan Carrero, Costus, artistas que murieron a causa del Sida. "Eran muy amigos míos. Llegamos a Madrid al mismo tiempo, dispuestos a comernos el mundo y nos unía la misma manera de ver la vida, las mismas ilusiones. Se les ha tratado muy injustamente, porque antes de conocer la enfermedad de Enrique Naya no se había valorado su potencial artístico, que era riquísimo”.

“El sensacionalismo del Sida es una tragedia y la de ellos era realmente vivir en otro plano de la vida y de la mente. Enrique no debía morirse de SIDA. Con ellos se fue una parte de nosotros mismos, pero solo nos hemos quedado con el morbo" cuenta Tino Casal.

Aparentemente, el cantante pudiera parecer una persona frívola, "y quizá lo sea, porque la frivolidad puede ser un escudo protector del alma. La seriedad tiene mas encanto a priori, pero es mas legal la gente que detrás de la frivolidad posee un mundo personal mas rico”.

Tino Casal tuvo un paron en su carrera discográfica y artística a causa de una enfermedad ósea, ya superada. Pero este tiempo le supuso una reflexión ante determinados temas como la muerte. "No le tengo miedo. Además obedece a unos cánones estéticos de influencias culturales. De todos modos, soy muy optimista y lucho por ocultar la parte negativa de la vida. Hay que buscar la energía y la luz, y ejercer con la imaginación", asegura Tino.

El cantante, además de dedicarse a la música, es pintor y mantiene una curiosa relación con su entorno a través de la pintura. "Es un universo donde puedes estrellarte, pero eres autentico porque no hay intermediarios. Es muy diferente al de la música , porque en ella eres mucho menos libre, a causa de la industria y el 'marketing', las modas y el dinero. Todo ello es valido, pero hay que convertirlo en arte”.

"Ahora estoy pensando exponer en septiembre u octubre". La casa de Tino Casal es un universo barroco, que da idea de lo heterodoxo de su propietario. Objetos de todas clases, como serpientes de madera lacada, esculturas, neones y esqueletos auténticos pintados rodean al cantante. "Son los juguetes que te prohibieron siempre”.

“Soy un autentico fetichista y me gusta tener muchas cosas a mi alrededor. Todo ello expresa un gusto por determinada estética. Es mas pura para adquirir una vision de la personalidad", cuenta el cantante.

Tino asegura que llora por algunas cosas, "las mas absurdas" y que sufre "por no tener los ojos verdes, por no ser mas alto y especialmente por el medio y la adaptación del artista, que tiene que tener un pie en la tierra y otro en el cielo"

Susana Villalba - Entrevista publicada en la revista "Panorama" el 19 de Marzo de 1990