miércoles, 27 de agosto de 2008

1999 - Humanoid: OCR

Ed: 1999
Estilo: Dance
Subestilo: Technohouse

"O.C.R." (Optical character reconociment), el segundo CD álbum de HUMANOID es un disco mágico, dotado de una versatilidad y una sensibilidad capaz de transmitir mil y una emociones. En él, más que mostrar una imagen diferente a la de "Vectorspheres" (su primer trabajo), nuestro androide de Lugo refleja con nitidez su verdadera personalidad: la de un infatigable recolector de ritmos y polvo de estrellas que le den el pulso y el brillo necesario a unas canciones que tratan de reflejar su visión del mundo en el que vivimos. Un disco del que, hasta hace muy poco, solo conocíamos una versión de "Multicolour", el precioso adelanto incluido en el recopilatorio "Mascotas", y que contiene, entre otras, la canción perfecta para una historia de amor en el final de milenio...

Las tareas de creación, ensamblaje y masterización de este nuevo trabajo han sido llevadas a cabo directamente o bajo la dirección de Arturo Vaquero, en diferentes procesos que se han visto culminados el pasado verano, incluso antes de lo esperado, con un resultado final absolutamente increíble. Es muy probable que la influencia del eclipse y, tal vez, la de una princesa de ojos verdes, así como la inestimable colaboración del personal que gravita entorno al Green Room Studio, haya sido definitiva a la hora de intensificar su ya de por sí alto grado de inspiración.

En "O.C.R." de nuevo ha prevalecido su lado humano, el factor que, paradójicamente, más le distingue del resto de sus competidores, llegando a desarrollar en sus melodías un sentimiento fuera de lo normal, capaz de cautivar el corazón más frío y la mente menos receptiva a sus impulsos sensoriales. Temas como "Green eyed princess", la canción de amor perfecta anteriormente aludida, o "The girl in disguise", así lo acreditan.

Pero no sólo se ha visto reforzado el lado más lírico y emocional de sus composiciones, este segundo larga duración se caracteriza especialmente por un notable enriquecimiento en el tratamiento de los ritmos, que le han hecho investigar y adentrarse en espacios musicales hasta ahora inexplorados por él y que le colocan en la órbita por la que ahora mismo deambulan los astros más refulgentes del sistema solar del tecno y del baile. La inquieta "Alien's dance", que abre el disco, la frenética "A trip to Düsseldorf" o la relajante "Après la pluie", que lo cierra, son tres destacados ejemplos.

En cualquier caso, las once piezas que forman parte de él, podrían catalogarse como un manual de vida en nuestro planeta, en el que HUMANOID repasa diferentes situaciones cotidianas experimentadas en sus fructíferos dos años de estancia junto a nosotros. En resumen, un disco vital, cosmopolita y multicolor, que captará nuevos adeptos a la causa del tecno y del pop y que volverá a cautivar a sus numerosos seguidores.

http://musica.hispavista.com/