sábado, 23 de agosto de 2008

1981 - Azul y Negro: Precursores del tecno-pop

Azul y Negro (1.981-1.988), se formaron en Madrid, ciudad en la que reside Carlos desde hace 25 años, aunque ambos: Carlos y Joaquín, son cartageneros. Fueron profetas indiscutibles de la música electrónica española, además de precursores y pioneros de muchas novedades tecnológicas y musicales que se implantaron en el panorama musical español a lo largo de aquella década dorada de los años 80. Gira - 1985

Su pretensión no era otra que la de hacer buena música tecno pop, es decir, aquella basada en sintetizadores, secuenciadores e instrumentos electrónicos sin desechar los acústicos, sobre una base preferentemente bailable. En la música de este dúo, la voz no era el elemento predominante, al uso, sino que se trataba como un instrumento más y a veces se robotizaba con el uso del vocoder (sintetizador de voz).

La prehistoria del dúo "Azul y Negro" quedó marcada por las numerosas experiencias musicales vividas por sus dos miembros: Carlos García-Vaso y Joaquín Montoya.

Carlos García-Vaso

Nacido el 16 de enero de 1953 en Cartagena. Durante sus primeros años de existencia los únicos contactos que tuvo con la música fueron las viejas canciones de "Los Cincuenta", que oía tocar a sus cinco hermanos mayores con una guitarra destartalada. A los catorce años ingresó en un grupo local: Los Atomos, con guitarras eléctricas prestadas hacían esfuerzos por imitar a Shadows, Beatles y Rollings.

Dracma En 1974 hizo otro grupo local: Dracma y se presentaron al IV Certamen de la Canción de San Pedro del Pinatar, donde consiguieron el segundo premio con un tema del propio Carlos: "Preludio en Mi menor"(Recientemente ha sido grabado para el segundo CD en solitario de Carlos Vaso/Simbiosis con el título "Ancha es Castilla"). Poco después y con Carlos en plena fiebre sinfónica, compuso Operas Rock: "Los Siete Dioses", "Gloria in Excelsis Diablo" y "El Planeta de Cristal". Precisamente en la segunda de ellas intervino como teclista en la maqueta Joaquín, el futuro miembro de nuestro dúo: Azul y Negro.

En julio de 1976 se trasladó a Madrid: enseguida formó un grupo: Cáñamo, por el que pasaron gente de Cucharada como: Manolo Tena y Antonio Molina (el guitarrista zurdo de Ramoncin), Granada y allí conoció a Julio Blasco que acababa de dejar Banana (Salvador) y entraba en Granada, el grupo de Carlos Cárcamo: lo invitaron a unirse a ellos y aceptó, justo para grabar el tercer LP de la Banda: "Valle del Pas". Vaso aprendió mucho de ellos, el cambio fue brutal, pues sin darse cuenta, se vio dentro de una de las primeras bandas del rock con raíces españolas más puro, y que ya entonces incluía a un gaitero en sus filas.

En aquel grupo tuvo que trabajar duro, aprender solfeo, practicar guitarra durante horas y horas, se inició en jazz y flamenco; fue realmente una experiencia maravillosa.

Después de ocho meses de galas y Festivales en compañía de Triana, Compañía Electrica Dharma, Asfalto e Iceberg, como máximos exponentes del rock sinfónico español, abandonó el grupo y quiso experimentar una nueva faceta musical; formó un grupo: Greta, en donde cabe destacar sus actuaciones diarias en el Music Hall Top Less (más tarde conocido como "Rock Ola", cuna de la "movida madrileña").

Para los Greta, la música no era suficiente, necesitaban baile, mimo, vestuarios de music-hall, plumas, maquillajes, glamour y mucho rock, fue una aventura apasionante y muy divertida. Greta Tampoco podemos olvidar los quince días, tarde y noche, del Teatro ALFIL de Madrid con el cantante Freddy, más conocido como "Fama" (actor principal de la película La Muerte de Mikel).

Después de año y medio con Greta, vino la CBS con la "Nueva Ola" y un contrato discográfico. Los cuatro gretas en solitario con Carlos como cantante y guitarra, grabaron el LP "Gira Gira" Greta producido por Jorge Alvarez (productor de Mecano, Olé Olé, La Década Prodigiosa, entre otros). A partir de entonces su estilo "popero" de tocar la guitarra se hace popular y es requerido en bastantes grabaciones como músico de sesión en el estudio de Luís Cobos, algunas de ellas inolvidables: como el primer LP de Mecano (aquella guitarra de Hoy no me puedo levantar, Maquillaje, Me colé en una fiesta, Boda en Londres, etc.). Los dos primeros LP,s de Tino Casal (a destacar las guitarras eléctricas que metió en "Champú de huevo", "Billy Boy", "Embrujada", etc.). Los primeros temas de Antonio Flores (Pongamos que hablo, No dudaría). Y fue precisamente en el LP póstumo a Nino Bravo (todas las guitarras eléctricas están tocadas por Carlos), donde conoció a Julián Ruiz (octubre 1.980), que se brindó a producir el próximo trabajo que hiciese.

Su nueva evolución musical derivó hacia los sintetizadores, la música futurista y muy tecnificada, compró instrumentos de teclado, practicó y comenzó a grabar maquetas con esas fórmulas.

Para potenciar al máximo las posibilidades de los teclados decidieron incluir a un segundo miembro, se barajaron varios nombres, entre ellos el de Carlos Berlanga, que ya se había comprometido en el proyecto Alaska, o el de Juanjo "Shock" (autor de la letra de La Torre de Madrid y No Controlo Nada), hasta que Carlos se acordó de Joaquín que, a pesar de vivir en Cartagena, aceptó la idea y decidieron llevarla adelante, naciendo así AZUL Y NEGRO.

Joaquin Montoya

Es un piscis nacido en Cartagena en 1950. Sus primeros contactos con la música fueron a través de un piano de juguete, un regalo de los Reyes Magos. Así, sin pensárselo demasiado, empezó a los nueve años su carrera musical en el conservatorio.

A los quince años entró a formar parte del primer grupo musical de su historia, un grupo local: Los Rockets, que hacía música de rock al principio, jazz después y, finalmente, jazz-bossa. Joaquín compaginaba la música clásica del Conservatorio con la del grupo. No podía distinguir entre cual de ellas le llenaba más por aquel entonces.

Joaquín Montoya Andando el tiempo, terminó su carrera superior de piano, obtuvo ayudas con las que asistió a cursos internacionales en Santiago de Compostela, Bélgica, Austria, Suiza, y ya como músico más hecho, comenzó a dar algunos conciertos de piano por toda la geografía española.

A los veintiún años, era profesor en el Conservatorio de música de Murcia; después estuvo como tal unos meses en Valencia, hasta que de vuelta a su tierra. empezó la investigación en el mundo de los sintetizadores y dejó Los Rockets. Tocaba los teclados en solitario cuando surgió el contacto con Carlos, que le ofreció el proyecto electrónico que estaba preparando.

http://www.azulynegro.com/