domingo, 25 de enero de 2009

1982 - Carlos Guirao

Carlos Guirao
Revelation - 1982
Neuronium Records / Auvisa, formato LP, no reeditado en CD

Poco antes de que el grupo Neuronium se escindiera en sus dos elementos, Michel Huygen, el cual se quedaría con el nombre del grupo por un lado, y Carlos Guirao por otro, este último realizó en 1982 este trabajo en solitario. Es posible que este disco haya sido el paso definitivo previo para la disolución del grupo Neuronium, aunque esto es una historia posiblemente demasiado compleja que no interese desde el punto de vista musical.

El LP de vinilo viene en una carpeta sencilla de color arena con una fotografía delantera que consiste en la misma imagen de Carlos Guirao que aparece en el álbum Digital Dream, y procesada en tonos rojos y verdes con efectos de Tomás C. Gilsanz.

En la portada aparece el título Revelation y bajo él, el nombre de Carlos Guirao al que se le añade "Neuronium Synthesist". En la contraportada aparece una fotografía de Carlos Guirao rodeado del siguiente equipo: Yamaha CS30, Korg MS20, Korg SQ10 sequencer, ARP Soloist, Godwin Strings, Casio VL1!!!, Pearl Syncusion y Korg Rhythm. Además, en los créditos se indica que también se utiliza un Korg PS3200.

A la vista del equipo podemos deducir el tipo de música con que nos vamos a encontrar; analógica y con secuencias de pocos pasos. Además, es parte del equipo utilizado en el álbum Digital Dream y nos lleva a preguntarnos: ¿se habrán llevado cada uno la mitad del equipo? o ¿han acabado como amigos y se intercambian el equipo?

En los créditos se indica que se grabó en Barcelona en marzo de 1982 bajo la dirección de Santi Picó y colaboraron como músicos José María Ciria y Manolo Torres, ambos como percusionistas.

Carlos Guirao acabó sepultado por un proyecto de tecno-pop llamado Programa pero este trabajo no tiene nada que ver con esta negativa, a mi modo de ver, evolución, y mucho que ver con los anteriores trabajos de Neuronium.

El trabajo en conjunto presenta una innegable continuidad entre los temas, tanto en timbres como en atmósferas sonoras.

El primer tema titulado "Revelation", de unos 6 minutos, se basa en una secuencia de fondo sobre la que ataca un sonido de sintetizador clásico, un fondo de cuerdas analógicas y una batería acústica (José María Ciria), creando un tema a unos 110 bpm muy pegadizo pero de contenido superficial que evoluciona a un corte de música electrónica alemana de los 70 en un final corto y especialmente bien desarrollado.

El segundo tema titulado "Devil Times" dura unos 7 minutos y medio y comienza con una atmósfera claramente 'phaedriana', voces tenebrosas, efectos de Pearl Syncusion y densas cuerdas sinfónicas creando una atmósfera gótica que evoluciona a una densa secuencia de sonido analógico y 'drums' muy alemanes para dar paso, mediante un desvanecimiento en unas agudas cuerdas, a 3 minutos con una secuencia analógica de base con únicamente 6 pasos a los que se les superponen unas cuerdas profundas y un fraseo de sonido de sintetizador analógico con ataque, que es capaz de absorber por completo la atención y hace que la música siga sonando en tu cabeza después de haber acabado.

El tercer tema titulado "Stonehenge" sigue la misma línea de densa atmósfera sinfónica con secuencia repetitiva pero aquí aparece una percusión acústica a base de 'tams' y timbales que recuerdan a ciertos fragmentos de Ricochet de Tangerine Dream. El tema dura 4 minutos y medio y al final da una cierta impresión de enmarañamiento musical.

El cuarto tema, último de la cara A del disco, se titula "The Triangle" y se basa en uno de los típicos y clásicos arpegios de guitarra acústica de Carlos Guirao sobre los que suena un vibráfono. Es un tema corto, de unos 2 minutos, muy acústico y agradable.

La cara B del disco comienza con un tema largo, de unos 17 minutos, titulado "Walking Across The Garden Of Your Mind", en el cual unas cuerdas densas y sinfónicas crean una atmósfera desgarradoramente triste que, de repente, introduce una secuencia de bajos al más puro estilo clásico electrónico alemán que expresa claramente la idea de un viaje. Efectos muy analógicos y correctamente utilizados introducen fraseos cortos como a modo de descripción de diversos paisajes mentales mientras que la secuencia cambia y evoluciona sin perder ni un instante ese lazo de atracción que nos sujeta, y que es reforzado por los coros de cuerdas que nos devuelven a un estado de inquieta estabilidad en una nueva atmósfera para pasar a una sensación de tranquilidad y una nueva secuencia analógica, batería acústica y frase analógica al más puro estilo clásico.

El último tema "Theme For A Silent World", de 3 minutos, es un pequeño himno que destila despedida por todas sus notas. Cuando lo escucho pienso: ¿lo habrá escuchado Jarre antes de hacer su "Oxygène 13"??? Está realizado mediante una base de caja de ritmos y secuencia de bajos con una frase de onda triangular y unas cuerdas puramente analógicas que finaliza en un sonido sintético de flauta con mucha reverberación para dar un merecido final al trabajo.

En resumen, se trata de un trabajo muy interesante que se basa en las composiciones electrónicas clásicas y que, desde mi punto de vista, deja clara la influencia de Carlos Guirao en la densidad musical que Neuronium había mantenido hasta entonces y que posteriormente desapareció, convirtiéndose en un sinfín de sonidos digitales.

Manuel Jesús Rodríguez (mayo, 2002)